sábado, 11 de agosto de 2012

Buena luna


Conozco a una persona con la que no suelo hablar mucho. Es compañero de lucha. Ésta persona cada noche se despide con una frase que siempre me marca: Buena Luna. Éste compañero está pasando por ciertas dificultades personales por lo que se puede ver, con lo cual cada noche que se despide noto esa frase llena de energía.

Además, la luna siempre ha sido un ente al cual he tenido gran admiración. Siempre está ahí, mostrándonos su rostro. Tan cerca pero tan lejos… me encanta. De cierta forma, su forma de despedirse no es común, pues no dice ni buenas noches ni nada por el estilo, sino simplemente “Buena Luna”.

Hoy me siento con una energía extraña, y me veo obligado a despedirme con esa frase. ¿Por qué? Pues… por diferentes motivos. El principal es porque hace más de un año la persona que más he admirado y yo rompimos un lazo que teníamos, y porque hace medio año que no sé absolutamente nada de ésta persona. Por otro lado, hoy es viernes. Normalmente siempre voy buscando a mis amigos de siempre y planeo algo para hacer, pero es molesto ver que cuando uno no tiene la iniciativa apenas eres percibido.

Mi vida es de las más públicas que puede haber; no tengo nada que ocultar, así que todo el mundo sabe los pasos que doy. Pero también es molesto cuando notas que ciertas personas vigilan tus pasos. ¿Para qué? Pues no lo sé ¿Para que otras personas no se encuentren conmigo, quizás?

DUELE. Duele que diferentes tipos de compañías (“amigos”) no se acuerden de ti. Duele que ciertas personas vigilen tus pasos. Y duele que la persona por quien lo darías todo solo te evite y te ignore… solo de pronunciarlo y pensarlo, duele más aún. Y sin quererlo pero de forma inevitable me pregunto: ¿Dónde está esa persona que te decía querer tanto? ¿Con nuevas compañías? A estas horas… ¿bebiendo? O a saber qué…

Sea lo que sea, parece ser que la “inmadurez” de la gente hace que no sean capaces de resolver problemas. Es mejor hacer borrón y cuenta nueva. ¿Los demás? Parece ser que los demás no importan. Es mejor ser egocéntrico y sólo procurar por el pacer propio argumentándolo con “me lo merezco” o cosas así. Si de verdad alguien fuese capaz de ponerse en mi situación actual por unos simples segundos… sabría que no todo es tan bonito como lo pintan. Conozco a más de un gilipollas que en mi situación habría pensado en más de una tontería, pero si de algo puedo estar orgulloso es de tener una buena filosofía de vida… “La vida”, ese gran regalo…

Sí. Mi futuro cercano es incierto y una autentica mierda… pero estoy vivo, con ello me conformo. Mientras, seguiré esperando como un tonto más y más y más tiempo a ver si recibo alguna respuesta…

“El noble arte de cómo comunicarte con alguien sin molestarle e intentar recibir una respuesta”. Desde luego, si consigo solucionar esta mierda, escribiré un libro con ése título. Sé que he escrito con mucho pesimismo y brutalidad… pero la inquietud de la espera y el agotamiento de los intentos a veces me llevan a la locura. Creo que tengo derecho de ser entendido de vez en cuando, aun que sea sólo por una vez. Ahora, iré a dormir cargando a mis espaldas con esas ‘esperas’ y ‘energías’…


Buena luna.






3 comentarios:

  1. La impotencia de mirar cada diez minutos el correo, el móvil, etc. Y ver que no tienes respuestas, es casi inaguantable. Pero lo que de verdad temo es que mis palaras sean mal interpretadas y se vean como ofensivas y que ello conlleve una contraofensiva… lo único que hago es mostrar mi locura e inquietud, pues cada segundo que aguanto significa sentir exactamente lo mismo que una puñalada…

    ResponderEliminar
  2. Que extraño... buscaba una imagen de una luna para dibujarla a detalle y llegué a este blog.
    Lei muy atentamente las palabras, y justo anoche me preguntaba si acaso estaba bien ser egocentrica y cuidarse de las personas ... y dejar de esperar respuestas.
    Agosto del 2012 es esta entrada, seguramente ya todo cambió. Y si cambió esa extraña energía espero que haya sido por algo mejor.
    Saludos y...
    Buena Luna

    ResponderEliminar
  3. leer tus palabras es como leer mi mente cada dia que he pasado desde que se fue alguien que me hace falta, es como ver mi reflejo en tus letras

    ResponderEliminar